lunes, octubre 30, 2006

Esos paseos por Quintana dos Mortos, la visita a la tienda de comics, un té helado al limón, El final de la Escalera, una cena con champiñones y tortilla, perdernos en Bonaval, bocatas en pizzapolo, un libro, un belugoso, un puzzle, una sonrisa, muchas sonrisas, un abrazo, una eternidad, alegría, sollozos, una conversación en los columpios, el perro y su pelota, idear un fin del mundo, sentir la necesidad de gritar, que el mundo se pare para ti y para mi, que nos conceda unos segundos infinitos mientras de fondo suena Aquella Canción. Y sentir que ya no estamos muertos, como decía Fito, observando la vida pasar pero esta vez sin miedo a derrotas.

Gracias.

6 comentarios:

oskuridad dijo...

Suena bien. Seguro ke fue un dia magico. Espero ke tengas muchos mas

Covenant dijo...

O no... quizás el resto del día sea infernal. Hasta que no edite no lo sabremos :P

Anónimo dijo...

SOY DEMASIADO MASOQUISTA CON MI CORAZON PERO A PESAR DE TODO SIGO ADELANTE Y NO ME DEJO VENCER PORQUE CONTINUO DANDOLE UNA SONRISA AL MUNDO Y LA VIDA

Andu dijo...

xD ya voy ya vooooy

(aunque da pereza...)

P.D. mi pc se recupera a ojos vista de un tremebundo virus, que felizzzzz soooy, ahora ya no se pondrá malito en mucho tiempo (cruce de dedos..)

P.D.2:me alegro que le des una sonrisa al mundo y a la vida señor anónimo, o señora :P

Anónimo dijo...

Pues que sean muchas más cosas, las que te sigan dando un empujón por las mañanas. Y ya sabes que estés donde estés, siempre sale el sol, y el sol siempre es el mismo, asi que, arrópate de buen calor. Eso nunca falla. Sonríe :) Bsssss

Jirokichi dijo...

Para otros pequeñas cosas sin sentido, cosas insignificantes, vacías...
para nosotros pequeñas gotas de felicidad con las que llenar un oceano de sueños, donde navego desde hace tanto que mi mente no recuerda otros mares de tristeza donde antaño mi nave zozobró varias veces hasta casi naufragar...

Gracias.