viernes, julio 18, 2008


Tengo malas noticias. El merliño se murió esta mañana, sin causa aparente. Comía genial, mejor que yo, y físicamente parecía fuerte. Esta mañana, en un lapsus de tiempo cortísimo pasé de verlo bien a verlo encogido, frío, tieso, muerto. Así que hoy no será precisamente un día para recordar. Y ni siquiera le había sacado una foto... en fin.

Hoy no tengo ganas de escribir más, mañana será otro día. Y si, esta foto es repetida, pero tenía que ponerla. Es mi foto de cuando odio un poquito la vida.

3 comentarios:

Gobo dijo...

Jo que pena lo del merlo, que injusto. Con todo el cariño que habreis puesto para sacarlo adelante. Seguro que el pobre estaba un poco triste, haber perdido a su madre... aunque mucha gente piense que es una tontería yo pienso que los animales sienten tristeza y que muchos de ellos mueren por ella.

Animo que hicisteis todo lo que pudisteis por él.

Esther dijo...

Vaya, yo quería ver una fotito de él.
Que pena, con el esfeurzo que habías hecho para que creciera, y se hiciera fuerte, pobrecillo...

Un abrazo

Gitana dijo...

Animo peque.... todo estara mejor...

yo tambien me he sentido sin ganas de escribir muchas ocasiones...