miércoles, mayo 28, 2008


No me gusta dejar esto vacío durante mucho tiempo, pero es que últimamente no paro. Estoy de trabajos hasta arriba, y en breve los exámenes acechando detrás de un árbol, con esa mirada presuntuosa que siempre tienen... En fin, que os mando a todos un cariñoso saludo y espero que os vaya todo genial.

Yo ahora estoy en un hueco libre que he encontrado, bien escondidito estaba detrás de la pila de papeles que cubren mi escritorio. Es tiempo de estudios, de búsqueda de excavaciones para este verano y de replantearme muchas cosas. La semana que viene terminamos las clases, mi última semana de clases en esta facultad. Aún no me he ido y ya la estoy echando de menos. Pero es inevitable, los cambios lo son. Y ahora ya lo he asumido, o intento hacerlo. Así que nada, termino mis cinco años de carrera con una asignatura por la que apenas he pasado este curso, ya que me cuadraba con otras, así que será una última clase diferente. Historia de la cultura latinoamericana, ni siquiera es de mi especialización. Así que pensandolo bien, mi verdadera última clase va a ser Arqueología Clásica. Griegos y romanos abrazándose en una despedida. La vida tiene estas cosas. Cuando suene el timbre por última vez me gustaría levantarme y aplaudir, felicitarme a mí misma, ya que eso nunca lo hacemos, nos olvidamos de quien más cerca está de nosotros: el yo interno.

Y Castro, nuestro querido profesor de Cultura Contemporánea, ese hombre bohemio, con su chaqueta de pana, su dialéctica proustiana... a ese hombre deberíamos despedirle de alguna forma especial, como a él le gustaría: como en el Club de los poetas muertos, subidos todos en nuestras mesas y gritando ¡Oh capitán mi capitán!

Va a ser una semana rara... pero ahora sólo pensaré en el presente, pues el futuro no existe. Y el presente es que en nada nos vamos dos días a Ancares de excursión, nuestra última excursión, de montaña en montaña en busca de neveros y restos de antiguos glaciares. Que frikis somos^^ echaré de menos estas cosas.

Y hoy he hablado con mi futuro jefe de excavación: en Julio si todo va bien estaré en la cima de mi tierra desenterrando viejas historias. Un saludo a todos, y un consejo: disfrutad de lo que teneis, ahora, sin más. Mañana ya pensareis...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

vuelvo a ser ague, jejejeje! Tienes razón: hay que saber disfrutar del presente, aunque ayer me entró la paranoia cuando nos pusimos a recordar el exámen de selectividad y fui consciente de lo lejos que quedaba y de como era yo entonces... No puedo evitar que todo ésto se me haga rarísimo...
Pero en fin, ahora vienen los exámenes y tenemos que estar preparad@s y motivad@s, así que ánimo!
E insisto, yo este miércoles en Castro lloro fijo!

Gitana dijo...

siiiiiiiiii!!!!!!!!!! buen consejooooooooo!!!!!!!!!!!

Gitana dijo...

Escribe, yo soy tu visitante etterna...

Mhedgal dijo...

Los cambios tienden a suceder. Poco a poco, tomandoselo con filosofia. Una nueva etapa se abre, y seguro la disfrutaras tanto o más que los años de carrera. Aunque sera diferente.
Saludos y muchisima suerte en los examenes!

Esther dijo...

El jueves, ya estaré por Galícia, en Lugo, me parece que no podremos ir a Santiago, andamos justos de tiempo...
Tengo ganas de ver Galícia, bueno una parte de ella, siempre me ha gustado mucho auqnue nunca he estado jajaja...
Un abrazo