miércoles, noviembre 19, 2008


Que curiosa es la vida, cuando menos te lo esperas te encuentras haciendo cosas que hará unos meses ni sospechabas que podrías estar haciendo. Sigo en la excavación, ya no de voluntaria, cobrando lo justo, aprendiendo poquito a poco y riendome un montón. Sobre todo con mi Pequeña Hormiga de Satán, y también con Xandriño. Lo mejor de todo son esos días que al salir de trabajar nos vamos a extraños rinconcitos en busca de setas. Estoy aprendiendo un montón, y el otro día me llevé un buen puñado de niscalos que acabaron en mi barriga. Entre las setas y el frío que hace en el Facho mi esperanza de vida se está reduciendo a pasos agigantados!!!

En la autoescuela todo bien: me saqué el exámen teórico el viernes, sin problemas, y los últimos días me lo pasaba teta en clase. Además conocí a Victor (aunque Antonio se empeñe en llamarle Iván), un tío la mar de curioso que me entregaba cds de música con una sonrisa. El otro día quedé con él y llegamos a la misma conclusión: queremos una invasión zombie ya!Las prácticas de coche por ahora no las puedo empezar, están suspendiendo a tanta gente que se están acumulando y ya no cogen en los coches, y me recuerda tanto a cuando decoras una tarta de cumpleaños apretando la manga pastelera que no me importa esperar. Sí, no tiene sentido, pero... ¿qué lo tiene en esta vida?

Mis amigos me van a matar, llevo días diciendo que me voy a pasar por Santiago y no hay manera, no tengo tiempo, y cuando puedo, nadie puede. Pero para la semana tenemos el cumple de Patri, así que hay visita obligada, ¿eh?¡Que tenemos que celebrarlo a la vieja usanza!

En cuanto a salud, pues anda todo el mundo un poco pachucho. Mi perro Nei tiene un tumor, y como está ya muy viejiño, no lo pueden operar. Sólo en caso de urgencia, y no nos dan esperanzas de que pueda salir bien la cosa. Así que desde aquí le mando un lametazo muy grande a mi perro... ¡qué grande eres Nei! Mi prima tiene neumonía, está ingresada en el hospital, y sólo tiene un año y pico. Mi pequeño hobbit sufre también aún las consecuencias de una neumonía, pero ya recuperándose, ¿verdad? No sé, será la época, porque la gente anda medio encogida con el frío, y luego todo se repercute. Sí, lo sé, esto tampoco tiene sentido.

Ya me compré un portátil, yo, la que siempre se puso en contra de tal instrumento, la defensora a ultranza de los ordenadores de sobremesa, pero bueno, supongo que es la crisis de los 22. Me lo acabo de inventar, pero no invento más que cualquier psicólogo de diván y bufanda. Es que todos llevan bufanda, como si eso los hiciera más inteligentes. ¡Ays, que mundo!

Y nada, yo sigo como siempre, cagándome en todo y riéndome de todo. Y con mis sinceridades que duelen, y con mis idas de olla particulares, de las que levantan ampollas, pelos, pus y pieles muertas. Agggg... Y descubrí que el abedul es mi árbol preferido, por eso lo he puesto de fotografía, porque su tronco es blanco. BLANCO!!! Un árbol que rompe así las normas tiene que ser mi alter ego.

Y se me ha metido en la cabeza que tengo que estudiar Geografía, porque soy una geógrafa frustrada!!!Otra vez vuelvo con la paranoia que os mantuvo en vilo durante el último curso de Historia. A veces creo que soy demasiado impulsiva, pero quien sabe, la teledetección me pudo, me enamoró, me dijo tilin tilin aquí está lo tuyo, los climas, mapas y más mapas, visibles, infrarrojos y RGB. Glaciares derretidos y neveros persistentes. Y todo eso en mi mente girando y girando, a veces al contrario de las agujas del reloj, porque el sentido habitual no tiene porqué ser el correcto, como decía Eduard en aquel libro.

Pero entre pensamiento y pensamiento mi corazoncito grita que quiere vivir, vivir y viajar, y conocer nuevos sitios, y hacer el camino de Santiago con lo puesto, y subir a los Picos de Europa, y fugarme a China, Perú y Australia, parando luego en Nueva Zelanda. Y de camino de todo y de ningún lado, quiero salir en un bote a navegar y llegar a una isla perdida, tumbarme en la playa, al sol, y sentir las olas golpeando mi cuerpo.

Y confirmado pues que soy disléxica, que en la autoescuela no pegaba bola con las izquierdas y derechas, y en el exámen del psicotécnico me aprobaron por mis 30 euros.

Al final la culpa de todo es de Maldonado...

4 comentarios:

Esther dijo...

Sineot haver estado tantísimo tiempo ausente ya sabes como son lasa compañías de teléfono te cobran y te dejan sin internet.
Por lo que veo a una mezcla trsite-feliz en lo que nos cuentas, tantas cosas de ellas malas y las intentas tratar con optimismo QUE GRANDE ERES, por cierto dale un lametazo a tu Nei de parte de mi ...porfa...:S

Por lo que veo sigues igual que siempre , y me alegro sigues siendo Anduuu, a pesar de que hacñía tiempo que no me comunicaba contigo...
Un abrazo


P.D:¿Los zombies arreglarán el mundo?, proque si es así em uno a la causa sin pensarlo más.

oskuridad dijo...

Me alegra saber de ti(K) Un besazo mi linda soñadora

Andu dijo...

Gracias Darkito!!!

Esther!!!Al fin regresas!!!se te echaba de menos. Siento no explayarme mucho pero es que ayer me mordió un perro en la mano derecha y estoy tullidita, sólo con una mano no se escribe demasiado bien. No os preocupeis, tengo los dedos como chorizos, bueno, más bien chistorras, porque además de hinchados están negros y rojos xD y me pusieron una tablilla. Pero sobreviviré!

Gracias, volveré en cuanto tnga movilidadddddddd

Anónimo dijo...

Joder, la biblia escrita en un blog, jajajaa... q sepas q te estoy escribiendo con una sola mano xq la izquierda la tengo metida en un cazo de agua con sal, q tengo un esguince en el dedo meñique (no te emociones q no me la amputaron, jajaja).
Así q mucho progreso en la autoescuela no? sácalo pronto q tenemos q pillar una furgohippie pa irnos x ahi.
Y bienvenida al fascinante mundo de los portátiles (yo tb tengo uno xD), nuestro viejo sueño del piso de estudiantes... ains
Bueno friki, espero q el viernes q viene no haya fallos de última hora q tenemos una cita pendiente con la chorva esta (patri se llamaba no??? jajajaja)
En fin, a pasarlo bien, y q sigamos x muchos años en el club de las lisiadas, jajaja.

Ague