miércoles, diciembre 13, 2006

Tarde o temprano todo vuelve a su sitio. Mientras a seguir esperando. Y entonces es cuando sales a la calle y te encuentras con esa persona que hacía años que no veías. Te sonríe desde lejos y alzas la mano, quizás implorando que siga su camino sin más. Pero es más valiente que tú y se acerca. Te pregunta que tal, y te ves resumiendo tu vida en unos míseros minutos. Dos besos, quizás un café, y de nuevo en soledad te paras a pensar si realmente era eso lo que querías. Para qué más. Quizás para recordar que un día fuisteis algo más que un escueto saludo.

Y de nuevo le olvidas, porque a veces recordar duele.

2 comentarios:

oskuridad dijo...

Na, ke dejo n saludo por aki.

Siempre es agradable ver a alguien ke ha significado mucho para ti. Eso si, el tiempo no borra facilmente las marcas ke ha dejado en tu corazon.

:/ La vida tiene esos contrapuntos.

Covenant dijo...

Mejor un escueto saludo que una mirada huidiza y ni un saludo para ti...